sábado, 12 de mayo de 2012

Curando un ala rota a una Garza Real

Este pollo de garza real (Ardea cinerea) llegó con un ala herida a un centro de recuperación, posiblemente como resultado de una colisión con un vehículo.

Se anestesió al animal.


Se le realizó una radiografía que confirmaba la fractura humeral.


Se le introdujo un clavo intramedular que pasa por el centro del húmero de parte a parte.


Después se unieron los fragmentos con hilo de sutura.


Se hizo otra radiografía para confirmar la correcta disposición del clavo y la reducción de la sutura.


Una vez efectuada la comprobación se cortó la parte de clavo sobrante.



Por último se le aplicó un vendaje que protegiese la zona del potente pico de la garza.




Artículos que tal vez te interesen



No hay comentarios:

Publicar un comentario